une œuvre qui se construit pas à pas et pièce à pièce

Redes internacionales de territorios en transición y la construcción de una comunidad mundial de destino

Lo que une a los pueblos de la tierra no es un pasado, una religión, una cultura o unos valores comunes. Lo que los une es que viven en el mismo planeta, que comparten los recursos finitos de la biosfera, que tienen la responsabilidad compartida de preservar su integridad. Y lo que los une es precisamente tener que liderar una transición sistémica en la que los territorios tendrán un papel importante que desempeñar. Esta será, en los años y décadas venideras, la vocación profunda de las redes internacionales de territorios, de las cuales la Fabrique es sólo una prefiguración. Debe asumir la ambición de esto. Debe hacer que los organismos nacionales e internacionales reconozcan su necesidad.